Las comunidades de vecinos podrán pedir subvenciones para adaptarse al segundo “apagón” de la TDT, a través de un instalador de telecomunicaciones. De momento se desconoce la cuantía disponible.